skip to main content
ALERT: Escape
YouTube icon image 
ALERT: Escape
Home  |  Intranet  |  Contact  

Servicios Ejecutivos

Guía de Información General para Familias de Ofensores

Publicada en diciembre de 2005

El Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ) tiene a su cargo la operación del sistema estatal de establecimientos de reclusión de ofensores adultos confinados por delitos mayores.

Esta guía de información tiene como fin ofrecer al público una breve descripción de las principales áreas del programa

Admisión

Al ser admitidos en un centro designado del TDCJ, como parte del proceso de identificación se toman fotografías y las impresiones digitales de los ofensores. También se les hacen exámenes físicos, dentales y de la vista. Asimismo, se administran diversas pruebas para detectar problemas médicos o de salud mental, así como para determinar los niveles de educación e inteligencia. Por medio de entrevistas a los ofensores, es posible reunir información relativa a la estructura familiar, el comportamiento criminal y social, el consumo de drogas y alcohol, y la experiencia militar e institucional, así como sus antecedentes de educación y empleo.

Los resultados de las pruebas y entrevistas sirven como base para tomar decisiones de clasificación que determinan la unidad a la que se asignará a la persona, el nivel de supervisión de seguridad, las asignaciones de vivienda y puestos de trabajo y la categoría con respecto a la acreditación de tiempo. A partir del proceso de admisión también es posible desarrollar recomendaciones respecto al tratamiento de necesidades especiales identificadas.

Correo

Se alienta a los familiares y amigos de los ofensores a escribirles con frecuencia. Las cartas enviadas a los ofensores deben incluir en el sobre el nombre del ofensor, el número asignado por el TDCJ y la dirección de la unidad. Toda la correspondencia dirigida a ofensores debe ser recibida por medio de los canales autorizados. No se deben incluir cartas para más de un ofensor en un mismo sobre.

La correspondencia recibida para ofensores transferidos de una unidad del TDCJ a otra es reenviada a los mismos. También se reenvía la correspondencia recibida para ofensores que son liberados, siempre que el ofensor proporcione una dirección de reenvío a la última unidad de asignación. Los ofensores no pueden escribir a menores cuyos padres lo desaprueben, con la excepción de los hijos o hijastros del ofensor.

No se permitirá el ingreso de materiales no autorizados o de contrabando encontrados dentro de la correspondencia enviada a los ofensores. Si una persona incurre en infracciones graves de las reglas sobre correspondencia, podrá ser anulada su autorización para escribir a un ofensor.

Los ofensores pueden recibir periódicos, revistas y libros directamente por correo, pero sólo si son enviados por la editorial, el proveedor de las publicaciones o la librería. Los ofensores pueden recibir artículos de papelería exclusivamente de vendedores o proveedores legítimos. Se entiende por papelería al papel de color (cuyo tamaño no debe exceder 8½ pulg. x 11 pulg.) y sobres sin estampillas, incluido el papel carbón. Quedan excluidos papeles o sobres con nombres, direcciones o membretes, así como blocks o grupos de hojas para escribir unidos por grapas. No es posible enviar a los ofensores artículos tales como alimentos, ropa, joyas y productos para el aseo personal. Los ofensores no pueden recibir paquetes por parte de individuos.

Visitas

Las visitas cumplen una función importante en mantener el vínculo entre los ofensores y sus familiares y amigos. Sin embargo, los ofensores no son asignados a unidades específicas del TDCJ en función de la conveniencia de las visitas. Las reglas sobre visitas se exhiben en las áreas disponibles para los visitantes y, a solicitud, se entregan copias de las mismas.

Horario de visita: Normalmente, las visitas se realizan los sábados y domingos de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. A excepción de los niños menores de dieciséis años y del abogado del ofensor, los nombres de todas las visitas deben figurar en una lista de visitas aprobadas, que se limita a diez personas.

Número de visitas: Todos los ofensores, excepto aquellos que estén atravesando el proceso de admisión o que estén asignados a confinamiento solitario, G5, estado de encierro o segregación administrativa, están autorizados a recibir cada fin de semana una visita de hasta dos adultos, que no podrá exceder las dos horas de duración. Los niños menores de dieciséis años no están incluidos en el número de visitas mencionado y deben ser acompañados por un visitante adulto (18 años en adelante). La cantidad de niños permitida por visita se basará en el espacio disponible para visitantes y en la capacidad del visitante de manejar a los niños y controlarlos.

Identificación de las visitas: Antes de ingresar a la unidad, las visitas aprobadas deberán presentar una identificación con fotografía. La identificación puede ser una licencia de conductor válida, una tarjeta de identificación válida del Departamento de Seguridad Pública, una tarjeta o credencial vigente de identificación de empleado, un pasaporte válido o una tarjeta de identificación de estudiante válida. Es posible que los menores de dieciséis años deban presentar una identificación.

Visitas de contacto: Puede permitirse un contacto físico limitado entre los ofensores que reúnan ciertos requisitos y sus visitas, si se trata de familiares inmediatos (padres naturales o adoptivos, padrastros o abuelos; hijos naturales o adoptivos, hijastros o nietos; hermanos naturales o adoptivos, o hermanastros; cónyuge; tías o tíos; y personas relacionadas por vínculo matrimonial, si son acompañadas por un familiar inmediato). Con la previa aprobación de la administración de la unidad, si los familiares inmediatos se ven imposibilitados de visitar al ofensor, los familiares no inmediatos pueden ser autorizados a realizar visitas de contacto. Debido a la naturaleza de sus delitos, algunos ofensores no pueden recibir visitas de contacto con niños.

Registro de visitas y vehículos: Las visitas y sus vehículos pueden ser sometidos a registro antes de ingresar a la unidad. Toda visita que rehúse someterse al procedimiento de registro deberá abandonar el establecimiento de la unidad. Todas las visitas serán inspeccionadas con un detector de metales antes de visitar a un ofensor. Las reglas y políticas del TDCJ prohíben terminantemente el ingreso de dinero en efectivo (excepto monedas), bebidas alcohólicas, tabaco, drogas, armas de fuego, implementos para la fuga o armas peligrosas.

Código de indumentaria: Las visitas deben cumplir el código de indumentaria. Deben utilizarse camisas y zapatos. Se prohíbe el uso de pantalones cortos, pantalones sin ruedo, camisetas de tirantes, camisetas de ropa interior y camisetas sin mangas. No se permiten camisas y blusas de red, material transparente o que muestren el abdomen o la espalda. Los visitantes de sexo masculino deben vestir pantalones largos, tanto que los de sexo femenino deberán usar vestidos, faldas, pantalones Capri o pantalones largos. Es posible hacer excepciones en el caso de niños y niñas preadolescentes. Los vestidos, pantalones Capri o faldas que se consideren demasiado cortos requerirán la conformidad del oficial de turno. No se permitirán prendas que contengan términos o fotografías considerados profanos u ofensivos según las normas públicas actuales.

Artículos permitidos para el ingreso: Las visitas sólo pueden llevar artículos específicos a la unidad. Entre estos se incluyen billeteras o un portamonedas pequeños que contengan un máximo de $20.00 en monedas. Durante la visita, sólo los visitantes pueden adquirir bebidas sin alcohol para consumo de los ofensores. Las visitas acompañadas por bebés o niños pequeños no podrán ingresar más de tres pañales, pañuelos de limpieza para bebés y dos biberones (o vasos para sorber, en el caso de niños pequeños). No se permitirá a las visitas llevar artículos de ningún tipo para los ofensores.

Política relativa al tabaco: Las unidades del TDCJ han sido designadas como libres de tabaco. No se permite a las visitas ingresar cigarrillos, encendedores, fósforos o cualquier producto de tabaco a las unidades del TDCJ. Las visitas deben guardar el orden para garantizar que no se perturbe a los ofensores y las demás visitantes. Los visitantes que no puedan controlar a sus niños serán invitados a retirarse de la unidad.

Se prohíbe a las visitas caminar sin rumbo fijo por las instalaciones, recorrer la ruta perimetral o tomar fotografías. No se permitirá utilizar radios que toquen con a un alto volumen ni tampoco gritar a los ofensores.

Podrán cancelarse las visitas y no autorizar visitas futuras por razones de seguridad o debido a conducta inadecuada por parte del visitante o del ofensor.

Fondo Fiduciario

El Fondo Fiduciario de Reclusos, autorizado por la sección 501.014 del Código de Gobierno de Texas, ofrece un medio para poner a resguardo fondos personales, a los cuales pueden acceder sin disponer físicamente de ellos durante su reclusión. Al 31 de agosto de 2004, los fondos fiduciarios en posesión de la agencia arrojaban un total superior a los $14.8 millones. En la actualidad se dispone de varias opciones de depósito en el Fondo Fiduciario:

  • Giros postales o cheques de cajero pagaderos a Fondo Fiduciario para Reclusos -"Inmate Trust Fund for [Nombre y número del ofensor]"; solicite al ofensor fichas de depósito o envíe un sobre con dirección y estampillas al Fondo Fiduciario para Reclusos; envíe depósitos y/o solicitudes de fichas de depósito a: Inmate Trust Fund, P.O. Box 60, Huntsville, TX 77342-0060
  • Débito mensual en cuenta corriente (ACH). Complete un formulario de autorización de ACH y designe un monto a debitar automáticamente de una cuenta corriente personal una vez al mes y depositar a nombre de un ofensor determinado; adjunte un cheque anulado de la cuenta de la cual se efectuará el débito; seleccione el día del mes (día 5 ó 15) en que se realizará la transacción de débito cada mes; envíe el formulario con el cheque anulado a Inmate Trust Fund, P.O. Box 60, Huntsville, TX 77342-0060. Este servicio sin cargo es proporcionado por el TDCJ
  • Servicio de Cobro Rápido (Quick Collect) de Western Union desde cualquier lugar de los Estados Unidos; los tres productos del servicio Cobro Rápido están sujetos a diferentes cargos y montos de transferencia, y a otras restricciones en algunos estados; el cargo estándar por una transacción de Cobro Rápido en el mostrador de un establecimiento de Western Union es de $9.95. El depósito será enviado a la cuenta del ofensor en un plazo de 24 horas. Para localizar el establecimiento de Western Union más cercano, comuníquese con Western Union llamando al (800) 325-6000, o visite www.westernunion.com; para efectuar transacciones con tarjeta de crédito, comuníquese con Western Union llamando al (800) 634-3422 (oprima 2 para enviar el pago Cobro Rápido); para realizar transacciones por Internet, visite www.westernunion.com
  • El servicio Western Union Pago Conveniente (Convenience Pay) se ofrece en determinados establecimientos del estado de Texas. Envíe hasta $200 a la cuenta de fondo fiduciario de un ofensor pagando un cargo de servicio de $3. Para localizar a un agente de Pago Conveniente Convenience Pay, llame al (800) 354-0005.
  • America's Cash Express (ACE) (Efectivo Express de América), disponible desde cualquier lugar de los Estados Unidos. Deposite fondos en la cuenta de fondo fiduciario de un ofensor pagando un cargo de servicio de $3. Para localizar el establecimiento ACE más cercano, llame al 1-866-734-2306 o visite el sitio en Internet www.acecashexpress.com.
  • Jpay permite enviar dinero a un ofensor pagando cargos de servicio de $1.95 a $8,95. Para enviar fondos por medio de tarjetas de crédito o débito Visa, Discover o MasterCard, visite el sitio en Internet www.jpay.com o llame al (800) 574-JPAY. Los emisores pueden efectuar depósitos en efectivo en cualquier establecimiento de MoneyGram del país utilizando un formulario de Pago Express (Express Payment). Además, después de abrir una cuenta de cobranza en efectivo con la asistencia de un representante de servicio al cliente de Jpay, pueden hacer depósitos en efectivo desde su hogar.

No se aceptan cheques personales. Los mismos serán devueltos al emisor. Los depósitos individuales superiores a $500.00 y/o cheques de seguros, compañías, nóminas o patrimonios, al igual que pagos similares, son retenidos durante 14 días hasta que se autorice el acceso a los mismos por parte del ofensor. Se recomienda no enviar efectivo por correo.

No remita depósitos del fondo fiduciario a la unidad en la que está asignado el ofensor, y tampoco envíe correspondencia personal u otros artículos al Fondo Fiduciario para Reclusos. El Fondo Fiduciario para Reclusos puede responder a consultas sobre la recepción de un depósito, pero no puede entregar información relativa al saldo o a la cuenta de un ofensor a ninguna persona que no sea este último. Los ofensores reciben estados de cuenta mensuales donde se indican todas las transacciones realizadas durante ese período en su cuenta de fondo fiduciario. El Fondo Fiduciario para Reclusos no paga intereses; por lo tanto, la cuenta no debe contener más fondos que los necesarios para satisfacer las necesidades inmediatas del ofensor. Se recomienda a los ofensores cuyos fondos excedan sus necesidades inmediatas abrir una cuenta en una entidad bancaria de su elección y transferir allí los fondos excedentes. Los ofensores pueden utilizar los fondos de sus cuentas de fondo fiduciario para hacer compras en el comisariato de la unidad, o por medio de los proveedores aprobados, y para enviar fondos a familiares o amigos. En el momento de su liberación, el ofensor recibe el reintegro del saldo depositado en el Fondo Fiduciario.

Comisariato

No se permite a ningún ofensor tener dinero en su posesión mientras se encuentre recluido. Los ofensores reciben comida, determinados artículos para uso personal y ropa. Pueden adquirir artículos del supermercado, de aseo personal y otras mercancías en los comisariatos de las unidades. El pago de los artículos del comisariato se realiza transfiriendo fondos de la cuenta de fondo fiduciario del ofensor a la cuenta de comisariato de la agencia. El ofensor puede gastar un máximo de $75.00 en mercancías comunes cada dos semanas. Sin embargo, este monto puede ser inferior, según lo determinado por el nivel de custodia del ofensor. El límite de gasto no se aplica a artículos especiales tales como radios, ciertas prendas de vestir, ventiladores y ollas eléctricas. Estos artículos de compra especial se fabrican específicamente para un entorno institucional. Deben ser adquiridos directamente en el comisariato por el ofensor para su uso personal.

Asistencia Familiar

Se recomienda a los ofensores tratar de resolver sus problemas a nivel de la unidad utilizando el Proceso de Quejas de Ofensores. Una vez que el ofensor ha agotado los recursos administrativos, si aún parecen existir preguntas o inquietudes, las familias deben comunicarse directamente con la unidad. Se insta al personal de las unidades del TDCJ a responder, si es posible, a los cuestionamientos planteados por las familias de los ofensores. Cada unidad tiene un oficial de contacto con la familia, que está disponible durante el horario de visita y que responde preguntas e inquietudes de los familiares y amigos. Si, pese a todo, no es posible llegar a una resolución o si la persona insiste en hablar con alguien más, puede comunicarse con el Mediador Público del TDCJ.

El programa del mediador público del TDCJ garantiza que el departamento dé respuesta al público, los oficiales electos y otras agencias estatales; ayuda a las familias de los ofensores a comprender las políticas y los procedimientos del TDCJ; y procura facilitar la resolución de conflictos entre el TDCJ y el público. Los Mediadores Públicos recopilan información de numerosas fuentes dentro del TDCJ a fin de proporcionar respuestas claras y correctas.

Estos oficiales son los puntos de contacto para los miembros del público general. No responden a preguntas provenientes de ofensores en prisión o de empleados de agencias.

Cómo Comunicarse Con Un Mediador Público Del TDCJ

(Por favor, envíe sus consultas por escrito).A fin de agilizar el proceso, resulta mejor tratar de resolver las cuestiones y obtener información en la unidad, la oficina de libertad condicional o a nivel de un Departamento de Supervisión y Tratamiento Correccional Comunitarios (CSCD). Sin embargo, si esto no es posible, comuníquese con una de las siguientes fuentes:

Oficina del Coordinador del Mediador Público

Cuestiones generales relativas a la operación de la agencia y sus políticas y procedimientos.

P.O. Box 99, Huntsville, TX 77342-0099
(936) 437-8035 fax: (936)295-8712
ombudsman@tdcj.texas.gov

TDCJ – Mediador Público de la División de Asistencia de Justicia Comunitaria

Cuestiones relacionadas con la supervisión comunitaria (libertad bajo palabra de adultos), así como cuestiones de los propios ofensores bajo supervisión comunitaria.

P.O. Box 12427, Austin, TX 78711
(512) 305-9395 fax: (512) 305-9368
cja.div@tdcj.texas.gov

Oficina del Mediador Público de la División de Instituciones Correccionales del TDCJ

Cuestiones de interés para el público en relación con las unidades de seguridad (unidades de prisión, cárceles estatales y establecimientos para castigo de delitos mayores por abuso de sustancias), y cualquier inquietud específica relacionada con los ofensores recluidos en este tipo de establecimientos.

P.O. Box 99, Huntsville, TX 77342-0099
(936) 437-6791 fax: (936) 437-6668
ci.div@tdcj.texas.gov

**Se dispone de personal bilingüe – Se habla español.**

Mediador Público de la División de Libertad Condicional del TDCJ

Cuestiones del público en relación con la supervisión de libertad condicional. También puede responder a inquietudes de los ofensores en libertad condicional o bajo supervisión obligatoria.

P.O. Box 13401, Austin, TX 78758
(512) 406-5795 fax: (512) 406-5858
parole.div@tdcj.texas.gov

Para información general sobre el estado de ofensores, es posible recurrir a: http://www.tdcj.texas.gov/offender_information/offender_information_spanish.html

Número de teléfono de la agencia para llamadas sin cargo (800) 535-0283

Educación

El Distrito Escolar de Windham (WSD) ofrece una variedad de clases académicas, aptitudes para la vida diaria y clases de instrucción sobre desarrollo laboral y tecnología a los ofensores recluidos en unidades operadas por el Departamento de Justicia Criminal de Texas. Los ofensores son seleccionados para su inscripción en los programas del WSD sobre la base del proceso del Plan de Tratamiento Individualizado (ITP). El ITP define actividades programáticas y prioriza la participación en programas recomendados según las necesidades del ofensor, la disponibilidad de programas y la fecha de liberación prevista.

El programa de alfabetización ofrece educación básica para adultos a los ofensores que se encuentran por debajo del nivel de sexto grado y educación de nivel secundario para adultos a aquellos que estén trabajando para obtener un certificado de equivalencia de escuela secundaria (GED). Sobre la base de los logros individuales, los estudiantes son asignados a clases de nivel principiante (Alfabetización I), intermedio (Alfabetización II) o avanzado (Alfabetización III). Los estudiantes que necesiten ayuda con aptitudes de lectura básicas pueden inscribirse en Alfabetización I – Lectura. Los maestros de alfabetización utilizan un enfoque interdisciplinario para promover las competencias en el lugar de trabajo y el aprendizaje en el mundo real. Se destaca la importancia de las aptitudes que exigen los empleadores, tales como cualidades personales, sensibilidad y tolerancia cultural, trabajo en equipo, toma de decisiones y resolución de problemas.

Los estudiantes con discapacidades reciben servicios de educación especial. Los estudiantes con conocimientos limitados de inglés disponen de un programa de Inglés como Segundo Idioma (ESL).

El programa de Instrucción sobre Desarrollo Laboral y Tecnología (CTE) ofrece capacitación vocacional en aproximadamente 34 áreas ocupacionales, a fin de preparar a los ofensores para la fuerza de trabajo actual. Pueden existir otras oportunidades de capacitación vocacional por medio de programas de aprendizaje y capacitación práctica. También se dispone de programas de aptitudes para la vida diaria, para que los ofensores puedan tomar mejores decisiones orientadas a los aspectos sociales. Numerosas unidades disponen del programa de intervención cognitiva del WSD. Este programa se ocupa de la responsabilidad personal por medio de instrucción y ejercicios de resolución de problemas interpersonales, control de la ira, control de impulsos, superación del pensamiento criminal, creación de actitudes e ideas positivas y establecimiento de objetivos.

Asimismo, un programa de reintegración —denominado "Cambio de hábitos y logro de nuevos objetivos para llegar al éxito" (CHANGES)— ofrece un plan de habilidades para preparar a los ofensores para su liberación. El programa CHANGES incluye cursos sobre responsabilidades como padres, al igual que responsabilidades de naturaleza cívica y legal, sensibilidad hacia las víctimas, mantenimiento de la salud, capacitación para obtener empleo, administración del dinero y otras aptitudes para la vida diaria.

En el caso de los ofensores que poseen un diploma de GED o de la escuela secundaria, se ofrecen oportunidades académicas y vocacionales de nivel terciario por medio de la División de Educación Continua, a través de contratos con colegios comunitarios y universidades.

La División de Educación Continua cuenta con numerosos programas que atienden las necesidades de los ofensores. Al completar los requisitos académicos, se otorgan títulos de Asociado (dos años) y Licenciatura (cuatro años). Al completar satisfactoriamente un programa vocacional, se confiere el certificado correspondiente. Es posible obtener créditos universitarios para cursos vocacionales.

Para participar en un programa universitario académico o vocacional, todos los estudiantes deben satisfacer los requisitos establecidos por el WSD, el TDCJ y la Junta de Coordinación de Educación Superior de Texas, así como las condiciones de admisión e inscripción impuestas por la universidad. Todos los gastos de la universidad en los que se incurra serán pagados por el ofensor en el momento de la inscripción, o bien reembolsados por el mismo al ser liberado. Todo ofensor asignado a una unidad que no cuente con el programa académico universitario para el que reúne los requisitos, puede comunicarse con el personal de educación de su unidad para solicitar la transferencia a otra unidad que ofrezca el programa. El Comité de Clasificación Estatal del TDCJ tomará todas las decisiones relacionadas con la asignación a otras unidades

El WSD procura ofrecer un programa de orientación amplio que asista al ofensor en cuestiones de evaluación vocacional y orientación laboral. El proyecto RIO (Reintegración de Ofensores) es administrado por la Comisión Laboral de Texas (TWC) en colaboración con el TDCJ y el WSD. Este proyecto ofrece un vínculo entre la educación, la capacitación y el empleo durante el encarcelamiento y después de la liberación.

El WSD se compromete a ofrecer un entorno positivo donde los ofensores puedan mejorar sus logros educativos. Al aprovechar las aptitudes académicas y para la vida diaria, así como las oportunidades educativas vocacionales ofrecidas por el WSD, los ofensores se preparan mejor para reintegrarse con éxito a la sociedad.

Capacitación Laboral

Además de los programas ofrecidos por el Distrito Escolar de Windham, se dispone de capacitación laboral para los ofensores que trabajan en las diversas operaciones del TDCJ.

La misión de la División de Manufactura y Logística es beneficiar al Estado de Texas ofreciendo un servicio de calidad relacionado con operaciones de depósito, transporte de cargas y reparación y manejo de los vehículos del TDCJ. El objetivo es proveer a los participantes del programa de trabajo con aptitudes laborales comercializables por medio de programas coordinados de capacitación laboral, documentación de antecedentes de trabajo, acceso a recursos proporcionados por el proyecto RIO y la Comisión Laboral de Texas (TWC) y compartir con esta última información respecto a la participación de los ofensores en el Programa de Trabajo contra Reincidencias (WAR). La División de Manufactura y Logística trabaja con el Distrito Escolar de Windham y las universidades públicas para ofrecer aprendizaje, programas de capacitación práctica y vocacional, y cursos de breve duración. Asimismo, los ofensores cualificados disponen de certificación especializada de actividades automotrices, soldadura, Braille, GIS, A+ y Network+, EPA 608/609 y de la Asociación de Servicio de Equipos Eléctricos y Motores para Uso en Exteriores (OPEESA).

La División de Agroindustria, Tierras y Minerales opera granjas y ranchos en todo el estado para abastecer al TDCJ con la mayor cantidad posible de alimentos y fibras. Los ofensores tienen la oportunidad de participar en estos programas y de obtener aptitudes laborales comercializables.

Al participar en programas de trabajo con ganado vacuno, ganado porcino, aves, equinos y caninos, los ofensores aprenden conceptos de sanidad animal. De esa manera, pueden adquirir experiencia en actividades de agricultura y operación de equipos participando en los programas de campo o en la cosecha de productos comestibles y adquiriendo habilidades mecánicas en los talleres agroindustriales. Asimismo, los ofensores también obtienen habilidades de manejo de depósitos y operación de plantas trabajando en plantas procesadoras de alimentos, fábricas de tejido de algodón y plantas de alimento, o participando en programas locales de bancos de alimentos. Por medio de muchas de estas tareas, es posible obtener capacitación y certificación formal.

La División de Instalaciones hace participar a los ofensores en tareas de construcción y mantenimiento de edificios. Los oficios comúnmente requeridos son los siguientes: electricista; mecánico de sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado; plomero; pintor; operador de equipos de construcción; especialista en acabado de hormigón y carpintero.

Religión

Las necesidades religiosas de los ofensores de cada unidad son atendidas por al menos un capellán que trabaja a tiempo completo. Los capellanes son clérigos capacitados que ofrecen ayuda ministerial a la totalidad de la comunidad en el ámbito de la justicia criminal. Instan a los ofensores a mantenerse en contacto con su propia fe ofreciéndoles consejo y orientación pastoral. Están representadas las creencias judía, musulmana, católica, católica cristiana no romana y americana nativa. El resto de las religiones pueden ser atendidas por voluntarios de otros grupos religiosos. Las novedades sobre programas religiosos se publican en los tableros de noticias de las unidades. Los ofensores que, por razones de salud o disciplinarias no puedan asistir a los servicios religiosos programados, son visitados regularmente por los capellanes de la unidad y por voluntarios religiosos aprobados. Los ofensores deben dirigir al capellán de la unidad todas sus consultas de emergencia relativas a sus familias. Cualquier otra consulta debe ser dirigida al alcaide de la prisión.

Salud

Los ofensores reciben atención sanitaria (servicios de cuidado médico, dental y de salud mental) por medio de un sistema de cuidados. Dichos servicios están a cargo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Texas en las regiones norte, este y sur del estado, y por el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Tecnológica de Texas en la región oeste del estado, así como por corporaciones privadas. Se ofrece cuidado primario como paciente externo en todas las unidades donde se mantiene una guardia de atención médica al menos cinco días por semana. Cuando es necesario, es posible acceder a una amplia variedad de especialistas. Los servicios hospitalarios son proporcionados ya sea por el Hospital Galveston del TDCJ, la Unidad Montford Lubbock o por hospitales locales. Los ofensores con necesidades de cuidados de salud mental disponen de programas de tratamiento para pacientes internos y externos. También se ofrecen programas especiales para ofensores minusválidos y con retraso mental. El número de la línea de emergencia de contacto con pacientes para familiares y el público es (936) 437-4271.

Recreación

Los ofensores tienen la oportunidad de llevar a cabo actividades recreativas no programáticas.

  • Suelen desarrollarse actividades de esparcimiento, tales como baloncesto, balonmano y voleibol, en gimnasios o patios de recreación al aire libre.
  • Las salas para uso diurno de las áreas de vivienda están equipadas con aparatos de televisión y asientos apropiados. También se dispone de mesas y sillas para juegos tales como damas y dominó.
  • En la biblioteca y los talleres artesanales es posible desarrollar actividades sedentarias, tales como lectura, tareas artísticas y trabajos en cuero.Estas actividades se ofrecen teniendo constantemente en cuenta la clasificación del ofensor, su condición médica y otras consideraciones de seguridad determinadas exclusivamente por cada unidad.

Ausencias Por Emergencias No Médicas

La ausencia por una emergencia no médica es un privilegio otorgado a un ofensor que demuestra ser aplicado y digno de confianza, y cuya liberación temporal con un acompañante por un período determinado previsto por la ley es considerada por el TDCJ como un riesgo aceptable para la seguridad. La aprobación de solicitudes de ausencia por emergencias no médicas constituye una decisión discrecional del TDCJ, la cual es adoptada teniendo fundamentalmente en cuenta la seguridad pública. Se considera que un ofensor ausente debido a una licencia por emergencia con acompañante se encuentra bajo la custodia del TDCJ y que debe permanecer con vigilancia física constante durante su ausencia.

Las ausencias por emergencias no médicas pueden otorgarse a los ofensores aprobados a fin de que puedan concurrir al funeral de un familiar inmediato, acudir una casa funeraria para despedirse de un familiar inmediato fallecido o visitar a un familiar inmediato críticamente enfermo. Se define como familiar inmediato a padres, cónyuge, hermanos, medio- hermanos e hijos del ofensor. Los padres sustitutos se incluyen en esta categoría si la relación de dicha persona con el ofensor puede verificarse a partir de los archivos existentes en el TDCJ. Normalmente, la ausencia por emergencias no médicas de los ofensores no es aprobada, a menos que estos cumplan estrictas pautas. Dichas pautas incluyen tener una clasificación de Clase de Línea 1 con custodia G3, no haber recibido sanciones disciplinarias importantes durante los últimos seis meses, no tener ningún antecedente disciplinario por agresiones al personal, estar a menos de doce meses de reunir los requisitos para la libertad condicional, haber estado bajo la custodia del TDCJ por seis meses, y no tener ningún delito mayor u orden de detención del Servicio de Inmigración de los Estados Unidos pendiente de resolución. Además, el ofensor no debe haber sido encarcelado ni condenado a cumplir su sentencia en una unidad correccional para adultos por cometer, solicitar, intentar, conspirar o ayudar a otras personas a cometer, solicitar, intentar o conspirar para cometer ciertos delitos:

  1. Homicidio (homicidio capital, homicidio simple, homicidio calificado o cualquier otro delito de homicidio)
  2. Secuestro (secuestro agravado, secuestro simple, privación ilegítima de la libertad o cualquier otro delito de secuestro)
  3. Agresión sexual (violación, agresión sexual, abuso sexual, violación agravada, abuso sexual agravado o cualquier otro delito de agresión sexual, incluido el de indecencia con un niño)
  4. Robo (robo simple, robo agravado o cualquier otro delito de robo)
  5. Agresión (agresión simple, agresión agravada, lesión a un niño o a una persona de edad avanzada o cualquier otro delito de agresión)
  6. Fuga (cualquier delito de fuga de un establecimiento correccional para adultos)g. Todo delito en el cual el ofensor haya utilizado o exhibido un arma mortal durante la comisión del mismo o durante la fuga inmediata luego del mismo, y para el que un tribunal de primera instancia o un jurado hayan determinado fehacientemente el uso un arma mortal.
  7. Los ofensores que hayan incurrido en el delito de acecho y se encuentren en cárceles estatales deben tener como mínimo una custodia de categoría J2. Los ofensores deben haber permanecido bajo la custodia del TDCJ durante seis meses o por un tercio de su condena, optándose por el menor de los plazos.

Todas las ausencias por emergencias se conceden con acompañante y deben concluir en un plazo de 24 horas a partir del egreso de la unidad. Es posible que no se otorguen ausencias por emergencias que requieran volver al día siguiente y en ningún caso se autorizarán ausencias por emergencias fuera del estado. Un ofensor puede ser autorizado para ausentarse por una emergencia en dos oportunidades durante un período de 12 meses.

Las solicitudes para ausentarse por emergencias deben ser dirigidas por el médico que haya intervenido o por el director de la casa funeraria al sector Clasificación y Registros vía fax al (936) 437-8721.

Reducción De Penas Por Buena Conducta

Muchos ofensores pueden reducir su permanencia en prisión y acumular créditos de tiempo por buen comportamiento y participación en programas de trabajo y de otro tipo. Este privilegio no está disponible para los ofensores asignados a cárceles estatales (Artículo 42.12, Sección 15 (h) (I) del Código de Justicia Criminal). Es posible perder el derecho al tiempo acumulado de reducción de pena como castigo por violar las reglas institucionales o rehusarse a participar en los programas de tratamiento requeridos.

Las dos categorías principales para acumular tiempo de reducción de pena, ofensor de confianza aprobado por el estado y clase de línea, establecen diferentes niveles para acumular tiempo y una cantidad específica de días que pueden acreditarse por cada mes de permanencia real. Además del comportamiento en prisión, el tiempo de reducción de pena por buena conducta también se ve afectado por las circunstancias del delito que dio origen a la condena, según lo determinado por el tribunal a cargo del pronunciamiento y por las leyes del estado correspondientes a la reducción de pena por buena conducta vigentes en el momento en que se cometió el delito.

La reducción de pena por buena conducta puede aplicarse a la reclusión en prisión de un ofensor en términos de elegibilidad para obtener libertad condicional o bajo supervisión obligatoria. En el caso de ciertos ofensores que cumplen condenas por delitos de agresión, este tiempo no se puede utilizar para calcular la elegibilidad para obtener libertad condicional. La política de la Junta del TDCJ no permite que los ofensores recuperen el tiempo de reducción de pena por buena conducta que hayan perdido por medidas disciplinarias.

Disciplina

Todos los ofensores deben obedecer las reglas establecidas por el TDCJ y por la unidad a la que hayan sido asignados. Los ofensores reciben información sobre las reglas inmediatamente después de su llegada. Según su gravedad, las trasgresiones de las reglas pueden manejarse informalmente mediante asesoramiento y reprimenda verbales, o bien formalmente por medio de audiencias disciplinarias. Las audiencias se clasifican como mayores o menores, sobre la base de su gravedad y la frecuencia con que se hayan violado las reglas. En una audiencia menor, el fallo de culpabilidad puede dar lugar a castigos de diversa magnitud, desde obligaciones adicionales, restricciones en los sectores de vivienda y suspensión de actividades recreativas, hasta limitaciones a compras en el comisariato y visitas de contacto. En una audiencia mayor, las penas aplicables incluyen confinamiento solitario, pérdida del tiempo de reducción de pena por buena conducta y/o degradación de la categoría de acumulación de tiempo (se exceptúan los ofensores de cárceles estatales, que no acumulan tiempo de reducción de pena por buena conducta).

La representación de los ofensores acusados de transgresiones disciplinarias en audiencias mayores está a cargo personal capacitado asignado a las unidades, denominados asesores legales sustitutos.

Quejas

El Programa de Quejas del Ofensor del TDCJ ofrece a los ofensores un procedimiento formal para presentar quejas por escrito sobre cuestiones relacionadas con su reclusión. Todos los ofensores, independientemente de su nivel de custodia o condición disciplinaria, tienen derecho a utilizar el procedimiento de quejas. Cuando surge una inquietud, los ofensores deben procurar resolverla cuestión informalmente antes de presentar una queja. Si la resolución informal no tiene éxito, es posible obtener de cualquier miembro del personal o de la biblioteca legal de la unidad, un formulario de queja y las instrucciones correspondientes para completarlo. Cada unidad cuenta con un Investigador de Quejas de Unidad (UGI), responsable no sólo de procesar y resolver las quejas de los ofensores, sino también de prestar asistencia a aquellos con dificultades relativas al proceso de quejas. Al ocuparse de las inquietudes existentes en la unidad, el UGI trabaja en estrecho contacto con el alcalde de la prisión y los jefes de departamentos a fin de considerar los datos aportados por los ofensores en sus quejas. Si un ofensor no está satisfecho con la respuesta a una queja, puede apelar las decisiones a la Oficina Central de Quejas en Huntsville, Texas. Los directores centrales y regionales, así como muchos otros especialistas departamentales están disponibles para revisar la apelación y, si es necesario, tomar medidas correctivas adicionales.

Para el TDCJ es muy importante proteger los derechos de los ofensores a presentar quejas, así como promover la resolución de problemas a todos los niveles. Someter a un ofensor a acoso, represalia o venganza por utilizar el procedimiento de quejas constituye una trasgresión de esta política.

Asistencia Legal

La división de Abogados Estatales para Ofensores (SCFO) es responsable de proporcionar servicios legales limitados a los ofensores que no pueden contratar un abogado externo. La SCFO no puede brindar ayuda a los ofensores involucrados en cuestiones de derechos civiles, políticas o procedimientos del TDCJ, en casos que en los que se incurre en honorarios y en varias otras áreas legales, según las circunstancias. Los abogados de la SCFO ofrecen asistencia legal a los ofensores en las siguientes áreas: Juicios: La SCFO representa a ofensores sin recursos incriminados por delitos mayores supuestamente cometidos mientras el ofensor estaba recluido en el TDCJ.

Apelaciones: La SCFO puede representar a ofensores sin recursos en la apelación de las condenas de los juicios mencionados anteriormente. Además, la SCFO puede representar a ofensores sin recursos en lo que se refiere a mandamientos emanados de dichos juicios o sentencias.

Reclusión civil: La SCFO representa a ofensores sexuales sin recursos destinados a reclusión civil conforme a la ley sobre depredadores sexualmente violentos. Asuntos legales en general: La SCFO presta asistencia a ofensores sin recursos en cuestiones relativas a condenas una vez que se ha completado el proceso de apelación, mandamientos de hábeas corpus, elegibilidad para obtener libertad condicional, supervisión obligatoria y libertad bajo palabra luego de una reclusión de choque. También puede responder a consultas de los ofensores sobre casos de custodia de menores y ayudar a resolver problemas que los ofensores puedan tener con respecto a acusaciones y órdenes de arresto pendientes (competencia de otra agencia sobre un ofensor antes de la liberación). Además, el personal de la SCFO investiga si se adjudicaron al ofensor sus créditos por tiempo de permanencia en la cárcel y ofrece información con respecto a otros cálculos de acreditación de tiempo.

Inmigración: La SCFO está disponible para responder cualquier pregunta relativa a la ley de inmigración a fin de prestar asistencia a los ofensores que deban atender procedimientos judiciales de inmigración.

Los ofensores pueden obtener asistencia escribiendo a la división de Abogados Estatales para Ofensores por medio del sistema de correo de la prisión. Antes de hacerlo, se les recomienda consultar el Manual Legal de la SCFO. Es posible obtener una copia de este manual en todas las bibliotecas de la unidad. El Programa de Acceso a Tribunales de la agencia garantiza que los ofensores asignados a instituciones correccionales operadas, administradas o supervisadas por el TDCJ, gocen de su derecho constitucional de acceder a tribunales, asesores legales y oficiales públicos, y que dicho acceso sea "adecuado, eficaz y significativo" según lo establecido por la ley estatal y federal. Los oficiales, empleados o agentes del TDCJ no obstruirán, acosarán, castigarán o penarán a ningún ofensor por tratar de acceder a un tribunal o por concurrir al mismo. Las bibliotecas legales de las unidades contienen numerosas publicaciones, incluidos formularios judiciales, compendios, tratados, jurisprudencia federal y estatal, y numerosas leyes y códigos. Además, cada biblioteca legal incluye publicaciones de instrucciones y/o ayuda sobre cómo utilizar este material. Los ofensores están autorizados a utilizar estas instalaciones y recursos a fin de objetar sus sentencias criminales o las condiciones de su reclusión. Cada unidad dispone de un supervisor con acceso a los tribunales para responder consultas de los ofensores con respecto al uso de los formularios judiciales y el material de investigación legal de la biblioteca.

Liberación

Cuando se aproxima el momento de ser liberado de prisión, el ofensor que reúne los requisitos para obtener la libertad condicional es entrevistado por el oficial de libertad condicional para determinar sus planes en cuanto a residencia y empleo. Los ofensores con necesidades médicas o de salud mental especiales reciben de un representante de servicios sobre el terreno información sobre medicación y otros planes relevantes posteriores al cuidado.

Normalmente, los ofensores de sexo masculino encarcelados en las prisiones de la División de Instituciones Correccionales son liberados de la unidad de Huntsville de lunes a viernes, entre las 10:00 a.m. y las 5:00 p.m. Las ofensoras de sexo femenino son liberadas de la unidad de Gatesville. Además del saldo restante de la cuenta individual del fondo fiduciario, cada ofensor recibe un conjunto de ropa civil y un pase de autobús. Los ofensores de cárceles estatales son liberados desde la unidad en la que fueron encarcelados, o bien se les entrega un pase de autobús al condado en el que recibieron su condena. Los ofensores de las prisiones de la División de Instituciones Correccionales reciben la suma de $50 al ser liberados, y luego otros $50 cuando se presentan ante el correspondiente oficial de libertad bajo palabra. Los ofensores de las cárceles estatales no reciben la suma de $50 al ser liberados (Sección 501.015 (b) del Código de Gobierno de Texas).

Unidades de Prisión

Una guia de los unidades de prisión que incluye una mapa, dirección, y número de teléfono.

  • CID = División de Instituciones Correccionales
  • State Jail = Cárceles Estatales
  • Private Prisons and Transfer Facilities = Prisiones Privadas y Establecimientos de Transferencia
  • Region = Región
  • County = Condado